La Presencia de Dios “YO SOY” también conocido como la Presencia Divina, el Dios dentro de  ti; es una luz brillante, resplandeciente que arde dentro de nosotros como una llama de vida proveniente de nuestro Padre/Madre Dios. Es el nombre secreto de Dios, y como nosotros fuimos creados a su imagen y semejanza, también es nuestro nombre secreto y sabiendo cómo obtener esa esencia, nos convertimos en creadores capaces de mejorar nuestras vidas usando afirmaciones para manifestar nuestros más profundos deseos.

Es muy simple, solo necesitamos creer que todo lo que necesitamos lo podemos manifestar con el poder de la presencia “YO SOY”.

Cuando estamos conscientes de nuestro verdadero Ser, nos damos cuenta que desde el ego, o la personalidad egoísta, solo podemos caer en hábitos que nos atan, nos encadenan y nos conducen sólo al sufrimiento y a la limitación, mientras que cuando nos identificamos con nuestro “YO SOY”, nuestro verdadero Ser, encontramos sabiduría, compasión, amor incondicional, y  manifestamos el plan Divino sin esfuerzo mental ni físico.

Por lo tanto, dándole poder a nuestra presencia “YO SOY” podemos transformar nuestras vidas, decimos SI a la prosperidad, al amor verdadero, y por supuesto a la unidad con Dios.

Dándole poder a nuestra presencia “YO SOY” prendemos esa chispa de luz divina en nosotros reemplazando sufrimiento y dolor por armonía y perfección.

La siguiente es una sugerencia para usar la presencia “YO SOY” y mejorar cualquier situación que quiera robar tu paz interior:

Aquiétate, empieza respirando profundo varias veces, con cada respiración, imagina la tensión abandonando tu cuerpo, reconoce que cuando inhalas, te inspiras en el Amor de Dios y  cuando exhalas, entregas lo externo que te molesta y descansas en Dios en ti, di en voz alta: Invoco la poderosa presencia “YO SOY”…

Mientras haces esto imagina una destellante luz blanca, tan brillante como el sol resplandeciente, rodeándote como un tubo de luz, sigue respirando, relaja la cara, el cerebro, todo el cuerpo, y visualiza la situación que te perturba transformarse en lo que tú anhelas. Puedes repetir alguna de las afirmaciones que te doy como ejemplo o cualquier otra afirmación que se ajuste a la situación y a tu necesidad. Luego, agradece de antemano por el resultado positivo que has visualizado.

Recuerda que solo puedes usar esta llama o presencia “YO SOY” para hacer el bien a ti misma(o) o a otros.

Puedes repetir este ejercicio varias veces durante el día o la noche.

Aquí he resumido algunas afirmaciones que pueden servirte, ya sea para repetirlas durante el día o para pegarlas en tu nevera o sitio de trabajo o como tú prefieras.

Si el problema sigue tratando de penetrar tu mente, escoge o crea las afirmaciones que lo dan por resuelto y repítelas durante el día.

 

YO SOY VIDA

YO SOY LUZ DIVINA

YO SOY PAZ

YO SOY BONDAD INFINITA

YO SOY UN SER FELIZ

YO SOY HERMOSA (O)

YO SOY PROSPERA(O)

YO SOY SALUDABLE

YO SOY GENEROSA(O), ME ENCANTA SERVIR A OTROS

YO SOY FE ABSOLUTA

YO SOY INTELIGENTE Y EMPRENDEDORA(O)

YO SOY LA CREADORA/CREADOR DE MI VIDA

YO SOY LA EXPRESION DE TODO LO QUE DIOS ES.

YO SOY LA ROCA EN LA CUAL LA FE EN CRISTO SE CONSTRUYE

YO SOY UN SER SUPERIOR

YO SOY ALEGRIA, GOZO Y ENTUSIASMO

YO SOY LA VERDAD

Puedes crear tus propias afirmaciones de acuerdo a tu necesidad.

Share This